miércoles, 7 de mayo de 2008

NUEVOS ROSTROS DEL POP Y ROCK INGRESAN A GUATEMALA

Quizás el título no aplique al tiempo que llevan funcionando bandas como TOKIO HOTEL, THE KOOKS y METRO STATION, pero sí a su aparición en nuestro país, donde han encontrado una buena cantidad de incondicionales seguidores.

La más antigua de estas es TOKIO HOTEL, fundada en 2001 en la ribereña ciudad alemana de Magdeburg. Compuesta por los gemelos BILL y TOM KAULITZ, así como por GEORGE LISTING y GUSTAV SCHÄFER, se une a la buena cantidad de bandas germanas que se han popularizado en estas latitudes entre las que contamos a Scorpions, Rammstein, Liquido y Fools Garden, por mencionar algunas.

En 2005, bajo su nombre actual (En un inicio se denominaron DEVILISH), lanzaron su primer álbum en alemán: SCHREI, del cual se desprendió DURCH DEN MONSUN, sencillo que en dos semanas lograría conquistar el primer lugar de los listados locales de música. Para ese entonces, los hermanos Kaulitz contaban con apenas dieciséis años. SCHREI, RETTE MICH, y DER LETZTE TAG, serían los siguientes sencillos que permitirían que el álbum recibiera la certificación de platino y que la banda alcanzara prontamente la categoría de estrellas en su tierra natal y en países vecinos donde también lograron destacar.

En 2007 lanzaron su segundo álbum, ZIMMER 483, seguido, dos meses después, de su primer lanzamiento en inglés, SCREAM, con el cual iniciaron su proceso de internacionalización y eventual conquista de nuevos mercados, incluyendo América Latina. De cada uno de estos se desprendieron cuatro sencillos, incluyendo el segundo la versión en inglés de su primer sencillo, MONSOON. Asimismo las versiones de SCHREI, RETTE MICH (READY, SET GO!), AN DEINER SEITE (BY YOUR SIDE), SCHREI (SCREAM) y SPRING NICHT (DON'T JUMP). En cuanto a ZIMMER 483, hace un par de semanas contó con otro sencillo: HEILIG, otra interesante composición de la banda.

Personalmente, me permito recomendar BY YOUR SIDE y DON'T JUMP, en este orden, esperando que puedan escucharse en nuestro medio.

A continuación una selección de videos de la banda:



THE KOOKS se formó en el BRIGHTON INSTITUTE OF MODERN MUSIC de Inglaterra en 2004. Sus integrantes, LUKE PRITCHARD, HUGH HARRIS, PAUL GARRED, DAN LOGAN y, en ese entonces, MAX RAFFERTY, eligieron el nombre por una canción que grabada por DAVID BOWIE en 1971.

El éxito no se hizo esperar para ellos, luego de que se presentaran en el FREE BUTT FESTIVAL de Brighton y fueran recultados por la disquera VIRGIN, con la que en 2006 lanzarían su primer álbum: INSIDE IN/INSIDE OUT, producido por TONY HOFFER, quien ya ha trabajado con músicos y bandas de la talla de Beck, Fischerspooner, Air, Supergrass, Phoenix y Suede, entre otros. De ese primer trabajo se desprenderían seis sencillos, destacando el cuarto de estos, NAÏVE, compuesta por PRITCHARD cuando a penas tenía dieciséis años y la cual permitiría catapultar internacionalmente.

ALWAYS WHERE I NEED TO BE es el primer sencillo de su segundo álbum llamado KONK, por el estudio del mismo nombre donde fue grabado y que es propiedad del mítico RAY DAVIES (THE KINKS). En la producción, nuevamente contaron con TONY HOFFER.



Con una tendencia un poco más inclinada al pop y a la electrónica, surge METRO STATION, una banda californiana en la que participan MASON MUSSO (Hermano de Mitchel), TRACE CYRUS (Hermano de Miley), BLAKE HEALY y ANTHONY IMPROGO. Los inicios de esta se dieron cuando las madres de MUSSO y CYRUS los presentaron en el set de HANNAH MONTANA. El resto, es parte de las muchas historias de MYSPACE, por medio del cual, CYRUS reclutó a HEALY. Como trío, lanzaron un demo (SEVENTEEN FOREVER), que les permitió trascender y colocarse en la cima del listado de bandas sin contrato discográfico del popular sitio, así como permitir que IMPROGO les contactara e ingresara a la banda.

En 2007, publicaron su primer álbum bajo el sello Columbia, compuesto de diez canciones entre las que se encuentra una nueva versión de SEVENTEEN FOREVER y sus dos primeros sencillos promocionales: KELSEY y CONTROL, que pasaron inadvertidos.

Luego, una composición de CYRUS, SHAKE IT, una canción de dos minutos con cincuenta y nueve segundos que por momentos recuerda el sonido del recordado FALCO. Este tercer sencillo sería la primera entrada de METRO STATION a los listados de popularidad de Estados Unidos y Canadá, logrando alcanzar el puesto 13 de BILLBOARD y el 8 del CANADIAN HOT 100. A falta de videos promocionales, incluyo la canción con su letra: